Reseña Histórica

FOTO DON CARLOS

En 1899 Don Carlos F. Novella inicia la empresa que hoy en día se conoce como Cementos Progreso.

Se caracterizó por ser un hombre de familia preocupado por establecer  relaciones armónicas entre el capital y el trabajo, a medida que su empresa empezó alcanzar metas satisfactorias.

Se proyectó en la comunidad mediante obras sociales y filantrópicas que aún perduran. Desde un inicio fue notorio su alto  sentido de Responsabilidad Social Empresarial, y como muestra, durante la recesión de los años 30, que afectó fuertemente la economía guatemalteca, logró continuar operaciones sin despedir un solo trabajador.  Para ello, promovió un programa de reforestación alrededor de la Planta de Cementos Progreso para que sus colaboradores pudieran continuar con un empleo digno mientras se recuperara la economía.

Para preservar el espíritu de Don Carlos, y como expresión del liderazgo y compromiso social de sus descendientes, en 1986 se crea la Fundación Carlos F. Novella.  Con el paso del tiempo, como parte de la transición generacional y de las nuevas realidades empresariales y socio-económicas de Guatemala, la Fundación empieza el cambio de una institución familiar a una más ligada con la empresa.

El nuevo enfoque de la Fundación pasa de un modelo filantrópico a un modelo de creación de valor mediante la inversión social con el objetivo de tener una mayor incidencia en el desarrollo de Guatemala. Actualmente, la Fundación centra sus acciones en un modelo que genera valor para la empresa y para la sociedad, sin perder la expresión de los valores de la familia.

¡ÚNETE!